DECLARACIÓN DE LA DRA. EN HISTORIA VICTORIA BASUALDO

AUDIENCIA N° 8, 15 DE DICIEMBRE DE 2020. JUICIO “POZO” DE BANFIELD, “POZO” DE QUILMES Y “EL INFIERNO” DE AVELLANEDA

Clase magistral sobre la responsabilidad empresarial en los delitos de Lesa Humanidad

La paulatina aparición de rostros en la pantalla a la hora señalada, y luego  deconstatadas la presencia de todas las partes intervinientes, el juez Ricardo Basílico da comienzo a la octava jornada del Juicio a las Brigadas de manera virtual. Las cuadrículas de pantallas son ocupadas por la Fiscalía, las querellas, las defensas y sólo algunos de los imputados, amparados en la autorización realizada por el tribunal en audiencias previas de poder “apagar sus cámaras”.

La audiencia, se centró en la declaración de la Dra. en Historia Victoria Basualdo, “testigo de contexto” ofrecido por la Dra. Guadalupe Godoy, con motivo de las investigaciones de su autoría y en las que participó, referidas a casos relacionados con la causa en curso, en particular sobre los trabajadores de las empresas Mercedes Benz, Molinos Rio de la Plata, Astillero Rio Santiago, Peugeot y Saiar que están presentes en el proceso.

La Dra. Basualdo es Profesora y Licenciada en Historia por la UBA, realizó posgrados en la Universidad de Columbia en Nueva York, es investigadora de CONICET y del área de Economía y Tecnología de FLACSO. En la actualidad se encuentra coordinando la Unidad Especial de Investigación de Delitos de Lesa Humanidad con Motivación Económica en la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, a partir de un convenio entre CONICET y dicha secretaría.

Su tesis doctoral y sus investigaciones posteriores se centraron en la organización sindical de bases obreras industriales entre los años 50 y 80, abarcando todo el proceso de organización sindical en esas décadas, los trabajadores y sindicalistas de base frente al proceso dictatorial, la influencia de la dictadura en los cambios de condiciones de vida, de trabajo, de organización, incluso de supervivencia de esos sectores sindicales y obreros. 

“Responsabilidad empresarial en delitos de lesa humanidad” 

Narrada su trayectoria académica, la Dra. Basualdo indicó que procedía a exponer algunas conclusiones sobre el informe publicado en el año 2015 denominado “Responsabilidad empresarial en delitos de lesa humanidad. Represión a trabajadores durante el Terrorismo de Estado” realizado por un equipo interdisciplinario de 20 personas, pertenecientes a la Secretaría de Derechos Humanos, Flacso Argentina y el CELS.  

A modo introductorio, la investigadora destacó la importancia que tuvo en el proceso de Memoria, Verdad y Justicia en la Argentina el eje de la represión a trabajadores, trabajadoras y sindicalistas. Desde la CONADEP y el propio juicio a las Juntas y que se fue repitiendo en cada una de las instancias de los procesos de justicia. 

Acompañada de una presentación del referido informe, la académica destacó que la necesidad de poder construir de una fuente empírica y sistemática de una gran cantidad de casos llevó al grupo de investigación, a elegir 25 empresas de las 6 regiones del país, que presentaran una lista de establecimientos laborales con desaparecidos y con distintas pruebas respecto del involucramiento empresarial, en función de la cantidad de evidencia disponible.

De este modo, se identificaron 900 víctimas del terrorismo de Estado, Trabajadores/as o victimas que sufrieron la represión a partir de sus vinculaciones con trabajadores/as o extrabajadores/as, de las cuales: 65 fueron asesinadas, 450 sufrieron secuestros y diversas formas de violaciones a los Derechos Humanos y 354 están desaparecidas hasta la actualidad.

Los casos analizados, representan una muestra lo más amplia y diversa posible en términos de actividades productivas: desde la agroindustria azucarera hasta la siderurgia, los ceramistas, el astillero, frigorífico, textil y de calzado, industria cementera, taller gráfico, distribuidas a lo largo del país. Esta amplitud de la muestra, permite intentar  rastrear evidencias de participación empresarial en la represión a trabajadores y trabajadoras en base a lo que los investigadores identificaron como un “patrón de funcionamiento”.

La Dra. Basualdo, explicó que las fuentes utilizadas para la construcción del informe, fueron  suministradas por diversos archivos y fondos documentales públicos y privados de donde se analizaron documentos como: actas de la junta militar, las resoluciones del ministerio de trabajo,  ubicaciones empresariales, (aunque las empresas no permitieron el acceso a sus  archivos de ciertos periodos, lo que se obtuvo fue producto de la intervención de la justicia con allanamientos), o publicaciones elaboradas por las empresas para la sociedad; publicaciones de organizaciones políticas, volantes, documentación militar, expedientes judiciales, entrevistas a trabajadores y trabajadoras sobrevivientes, familiares y testigos.

¿Cómo probar la responsabilidad empresarial, en la represión a los trabajadores? 

La investigación pone el foco en las prácticas empresariales represivas, se encontró que en un 80% de los secuestros de trabajadores/as sucedía en los lugares de trabajo, que existía en la entrega de información privada de los trabajadores y de listas de delegados a las fuerzas represivas. En el 52% de los casos hubo presencia de cuadros empresariales en las detenciones, secuestros y torturas. En casi la mitad de los casos se encontraron aportes económicos a las fuerzas represivas. En el 40% de los casos se usaron las camionetas o vehículos de la empresa en operativos de detención y secuestro. Incluso se detectaron casos de pedidos de detención de trabajadores, realizados por los propios directivos de las empresas. 

El caso de los secuestros de trabajadores y trabajadoras en los lugares de trabajo, es un factor determinante, toda vez que es un territorio que está bajo el control de la empresa, que es propiedad privada y por lo tanto permitir que entren las Fuerzas Armadas a secuestrar o detener trabajadores sobre las cuales la empresa tiene la responsabilidad de custodiar su protección e integridad, nos habla de un fenómeno muy significativo. explicó la Dra. Basualdo.

Por estos motivos la investigadora indicó que existió un nivel muy alto de articulación militar-empresarial para la represión de trabajadores, y por eso concluye que no se puede hablar de una situación de complicidad o de acompañamiento si no de una responsabilidad de sectores empresariales. Ejemplo extremo de esta circunstancia son los 5 casos donde hubo centros clandestinos de detención dentro de los predios laborales, emplazado en propiedad de la empresa donde los trabajadores fueron retenidos y cautivos en calidad de desaparecidos dentro de la propia fábrica. 

Análisis de los casos vinculados con la causa

El relato continuó con el análisis de los casos de los trabajadores de Mercedes Benz, empresa que cuenta entre sus trabajadores con 20 víctimas de violaciones de los derechos humanos, de los cuales 15 aún continúan desaparecidos. Explicó además, la relación que tuvo la empresa con las fuerzas represivas y los conflictos con los trabajadores, especialmente como Víctor Hugo Ventura y Esteban Alfredo Reimer ambos eran delegados y se encontraban en el medio de una disputa sindical con la empresa justo antes de su desaparición en enero del 1976, ambos figuran como víctimas en la causa.

Prosiguiendo con el relevamiento de las empresas del Conurbano Sur, Victoria detalló lo que sucedió en Molinos Río de la Plata en el partido de Avellaneda, donde además de realizar una sostenida persecución a las actividades gremiales por parte de los directivos, tuvo lugar un operativo desarrollado el 7 de julio de 1976, cuando varios integrantes de las fuerzas armadas y de seguridad ingresaron a la fábrica y secuestraron a un grupo de trabajadores (previamente señalados por los directivos), 5 de las víctimas fueron identificadas, 4 aún están desaparecidas, 4 fueron asesinadas, y una persona sobrevivió al operativo al arrojarse de un camión. Al menos 7 obreros fueron secuestrados ese mismo día en la vía pública o en el trayecto a la fábrica. 

En lo que respecta al Astillero Río Santiago situado en localidad de Ensenada, es una empresa que se caracterizó por que sus obreros tenían una gran actividad sindical y porque cuenta con una gran cantidad de víctimas de delitos de lesa humanidad (70 trabajadores), 24 de los cuales fueron secuestrados y liberados, 32 continúan desaparecidas y 13 obreros fueron asesinados, además de otros trabajadores que fueron perseguidos por su actividad sindical. La investigadora agregó que la empresa operó como una unidad operativa más de la represión, con una militarización impresionante de la fábrica llevada adelante por la Marina, con secuestros en la puerta de ingreso y existencia de detenidos en la planta.

Prosiguió el relato con detalles acerca de la Fábrica Peugeot ubicada en el partido de Berazategui, la cual cuenta con 9 trabajadores víctimas de delitos de lesa humanidad que están en la causa, Santos Boria, Favazza Doménico, Favazza Felipe Antonio, Fernández Luis Horacio, Fiore Enzo, Guidi Jorge, La Rosa Guillermo, Maly Alberto Felipe, Rosen Eduardo. 

En cuanto a la Fábrica Saiar, también se detectaron al menos 9 casos de trabajadores incluidos en la causa, Luis Alfredo Jaramillo, Francisco Domingo Orellana, Héctor Alberto Pérez, Gerardo Tomás Carrizo, Raúl Horacio Codesal, Nicolás Adán Barrionuevo, Adriana Patricia Sotelo, Jorge Varela y Héctor Tomás Campepadros.

Concluido el testimonio, la Dra. Basualdo contestó preguntas, tanto a los querellantes, como a uno de los jueces de la causa, el Dr. Eggers. Dentro de las conclusiones mas importantes, la investigadora destacó que actualmente esta en debate el alcance de la categoría “trabajadores” en cuanto al estudio de las victimas del terrorismo de Estado, toda vez que puede dar lugar a un subregistro, por no tener en cuenta a los trabajadores que eran estudiantes, changarines o que se encontraban haciendo trabajos informales, de corregir esta cuestión, probablemente veríamos como el sistema de represión se ensaño aun mas de lo que pensamos con el sector trabajador junto con los grupos que se beneficiaron con esta represión.    

Seguidamente se solicitó la incorporación del informe “Responsabilidad empresarial en delitos de lesa humanidad. Represión a trabajadores durante el Terrorismo de Estado” (tomos I y II), cuestión que todas las partes aceptaron.

Finalmente, el juez indicó el inicio de un cuarto intermedio hasta el próximo martes 22 de diciembre a las 9.30.  para que poco a poco se vayan apagando los cuadros en la pantalla que representan a cada uno de los asistentes.

* Con la cobertura de Nelson Cañete.

Cómo citar este texto: Diario del juicio.18 de diciembre de 2020. “Declaración de la Dra. en Historia Victoria Basualdo”. Recuperado de https://diariodeljuicioar.wordpress.com/2020/12/18/declaracion-de-la-dra-en-historia-victoria-basualdo/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s