Stella Calloni

“UNA PARTE DE CÓNDOR SE DESCUBRIÓ; LA OTRA PARTE TODAVÍA ESTÁ DORMIDA”

AUDIENCIA N°14, 9 DE FEBRERO DE 2021. JUICIO “POZO” DE BANFIELD, “POZO” DE QUILMES Y “EL INFIERNO” DE AVELLANEDA

La periodista especialista en política internacional, Stella Calloni, declaró como testigo de contexto sobre la función de la Operación Cóndor en el plan represivo de la dictadura.

Una pantalla y varias ventanas dan por iniciada la catorceava jornada. De espaldas a una estantería llena de libros, como escenario recurrente, jura con solemnidad la periodista y escritora Stella Calloni y, rápidamente comienza a exponer y detallar el contexto sobre el cual se despliega la Operación Cóndor, comúnmente conocido como Plan Cóndor. 

Calloni enfatiza varias veces a lo largo de la declaración sobre la distinción entre ambas con una rapidez y claridad digna de quien conoce a la perfección una temática. “Yo le llamo Operación Cóndor porque en el esquema militar, la operación es la táctica” comenta, mientras remata asegurando que “el plan es lo central”. Enmarca a la acción en el contexto de la Guerra Fría y en las dictaduras que sostuvieron la doctrina de la Seguridad Social, que se extendieron por Latinoamérica con la intención de frenar, a través de la represión, a los movimientos político-sociales más populares.

“Nosotros fuimos, lamentablemente, un espacio de combate de la Guerra Fría” continúa Stella acongojada, detallando más precisiones sobre su investigación. La operación de contrainsurgencia, como ella la llama, tenía como finalidad eliminar a grandes figuras de las escena política que revelaban en el exterior, lo que sucedía en el Cono Sur.

-“No cualquier caso es Cóndor” sostiene. 

En efecto, la operación se orientaba a perseguir a la jerarquía política exiliada, con el apoyo coordinado de los regímenes dictatoriales de Latinoamérica. “Para ser Cóndor está certificado que eran pedidos directos de un país a otro” y ejemplifica señalando las misivas que se intercambiaban con listas de nombres de personas que podían estar ocultas allí, para que se las mantuviera vigiladas y eventualmente ser trasladadas bajo ilegalidad al país de origen.  

Explica que el plan de ejecución constaba de tres fases. Una primera dedicada al seguimiento e intervención de canales de comunicación de la persona señalada. Una segunda captura y traslado para finalmente deshacerse de la víctima.

Estella comenta que estaba tan encubierto el plan de acción, que solían enviar gente especializada para decodificar los cables que llegaban a las cancillerías, con el fin de evitar la posibilidad de una intervención del mensaje. 

***

En 1992 se descubrieron archivos secretos del gobierno de facto del dictador paraguayo Alfredo Stroessner, donde encontraron documentos que señalan la institucionalización del Cóndor en 1975. Sin embargo, no se puede determinar una fecha de finalización.

***

En Argentina funcionaron varios centros clandestinos como sedes de la Operación Cóndor, entre los cuales se hallan las brigadas de Quilmes, Banfield, San Justo y Automotores Orletti siendo este la central del operativo; por cuyos establecimientos pasaron una gran cantidad de víctimas de diversas nacionalidades. Empero, Stella sostiene que hay lugares que todavía no se señalaron. En referencia, Stella agrega: “Yo creo que todo lo que se pudo averiguar sobre la Operación Cóndor es porque las víctimas permitieron que esto se destapara.” dice y hace una pausa para tomar aire en señal de agradecimiento por la voz de quienes permiten que la justicia encuentre su cauce. 

***

A su vez, el Cóndor operó en relación a la apropiación y traslado de niños, de los cuales varios casos ya fueron juzgados y algunos todavía están en vías de reconstruirse. “Pensamos que algunos niños también fueron llevados a Europa” considera, haciendo alusión a los casos chicos que fueron llevados a otros países. 

La temática es amplia y tiene muchas aristas.

Según Calloni, dentro de la operación, había sub-operaciones destinadas a especificidades, como es el caso de la Operación Murciélago, implementada en el contexto de la contraofensiva y destinada a eliminar a militantes de la agrupación Montoneros.

“Este juicio tendría que ir mucho más lejos todavía, una parte del Cóndor se descubrió, la otra parte todavía está dormida” afirma y se extiende a la conclusión de la audiencia.

Stella concluye la declaración y ofrece contribuir además con el facilitamiento de material de investigación para sumar a la causa, a lo que la Dra. Santos Morón acompaña con la petición del agregado. Nada se concluye, dado que la Dra. Ibañez solicita la previa visualización del mismo, antes de poder expedirse. 

Finaliza la jornada con un nuevo cuarto intermedio hasta el martes 23, que proyecta las declaraciones de Jorge Nadal, Luis Alberto Messa y Lucía Deón.

*Cobertura realizada por Azul Paez

Cómo citar este texto: Diario del juicio. (09-02-2021). “Una parte de Cóndor se descubrió; la otra parte todavía está dormida . Recuperado de https://diariodeljuicioar.wordpress.com/2021/02/20/una-parte-de-condor-se-descubrio-la-otra-parte-todavia-esta-dormida