Ramón Camps

El Circuito Camps

El Terrorismo de Estado llevó adelante un plan sistemático de persecución, apropiación, desaparición y exterminio de miles de personas en forma ilegal e inhumana. Para ello configuró un sistema represivo que montó y puso en funcionamiento alrededor de 800 Centros Clandestinos de Detención (CCD), identificados hasta el momento,  distribuidos en todo el país y más de 250 en la provincia de Buenos Aires.

Dentro de la provincia de Buenos Aires funcionaron varios circuitos represivos, uno de ellos es conocido como “Circuito Camps”, nombrado así porque dependía del Jefe de la Policía de la provincia de Buenos Aires, Coronel Ramón Camps (foto). La denominación de circuito se debe a que las víctimas eran trasladadas varias veces de un CCD a otro del mismo circuito sin seguir un patrón común necesariamente. Lo mismo sucedía con varios represores que fueron vistos en más de un CCD.

Este circuito represivo estaba conformado por 28 Centros Clandestinos de Detención distribuido en 9 partidos del conurbano y La Plata, entre ellos el “Pozo de Banfield” en Lomas de Zamora, “Pozo de Quilmes” y “Puesto Vasco” en Quilmes, La Brigada de Investigaciones de Lanús con asiento en Avellaneda  o “El Infierno”, COT I Martínez en San Isidro, Brigada de Investigaciones de San Justo y “el Sheraton” o comisaría de Villa insuperable en La Matanza, Brigada de Investigaciones de La Plata, “La Cacha”, Destacamento de Arana y Pozo de Arana o “estancia La Armonía” en La Plata y comisaría 8va. de La Plata, entre otros.

Los intercambios de detenidos y detenidas a otros lugares de reclusión fuera del circuito también han quedado comprobados, dejando de manifiesto la coordinación de las distintas zonas represivas.